Hay dos cosas fundamentales que debes llevar a cabo si necesitas mejorar las ventas en tu tienda online, replantearte los objetivos y emprender acciones para que los usuarios no abandonen tu eCommerce.

Replantéate los objetivos

Los objetivos de una tienda online caminan de la mano de los indicadores clave de rendimiento (KPI). Éstos son datos cuantificables que miden el rendimiento de un objetivo concreto y nos van a servir para replantearnos los objetivos para mejorar las ventas de tu tienda online.

Mejora las ventas de tu tienda online

Y los objetivos que fijamos en la tienda online determinan los KPI’s que acabamos usando. Así, si por ejemplo nuestro primer objetivo es doblar nuestro tráfico web durante el próximo año, los indicadores irán orientados a medir el impacto de las estrategias de posicionamiento web, SEO y SEM, la estrategia de marketing online, social media y link building, entre otros.

El buen o mal uso de los KPI’s inciden sobre la rentabilidad de una empresa, así que vigila bien el desempeño de los mismos. Existes indicadores de rendimiento que miden la tasa de conversión, la tasa de abandono del carrito de compra, los costos de venta, la afinidad de productos o la competitividad de los precios, entre otros muchos.

Pero no te tienes que quedar con un solo indicador, de hecho lo ideal sería trabajar no menos de cinco KPI’s a fin de detectar las acciones que están funcionando y las que no desde distintos puntos de vista, e inmediatamente enmendar los errores para mejorar las ventas en de tu tienda online.

Que no te abandonen en tu tienda online

Aunque la tasa de abandono del carrito de compra de la mayoría de las tiendas online que conviven en la red es superior al 60%, no siempre el abandono del carrito supone una venta perdida. Para que no te abandonen y aumentar la tasa de conversión, debemos sumar esfuerzos en todos los rincones de la tienda online.

Consejos que te pueden servir para mejorar las ventas de tu tienda online.

  • Cuida la estructura de navegación. El mejor modo de saber si tu tienda online responde a una estructura de navegación correcta es ponerse en la piel del comprador, quien tiene que encontrar en un máximo de dos clics el producto o servicio que vino a buscar.
  • Crea páginas de productos y categorías con un diseño simple y predecible. La sencillez no está reñida con la originalidad. Lo ideal es una mezcla de ambos conceptos para retener la atención del usuario. Procura que éste se sienta como pez en el agua en tu tienda online, que tome el control de todos los procesos que realiza en el sitio web.
  • Genera contenidos originales y de calidad. Si incluyes un blog en una tienda online cubres un doble objetivo. Por un lado, te posicionas como experto en una materia concreta y generas engagement entre tus clientes. Por otro, Google premia el contenido no duplicado y de calidad y, por tanto, te posiciona entre los primeros resultados de búsqueda.
  • Prepara ofertas y promociones puntuales. Trabaja una buena estrategia de marketing online y lanza ofertas y campañas que bien pueden corresponder a una época del año o una festividad concreta. Ello requiere de un estudio previo tanto del mercado como de tu público objetivo y de las necesidades y gustos de éste.
  • Huye de los soporíferos procesos de compra y de formularios de registro demasiado complejos. Somos impacientes y si es para comprar, más aún. Y es que la competencia es cada vez mayor, el usuario lo sabe y si en tu tienda online tarda más de la cuenta en finalizar un proceso, terminará por irse a la competencia.

 

 

¿Quieres tu tienda online de dropshipping lista para vender? Déjanos tu email y/o teléfono.