¿Quieres tener una tienda online sin ser autónomo? Es posible hacer dropshipping sin facturar, siempre y cuando tengamos en cuenta algunos detalles. Al principio, cuando nos embarcamos en un nuevo negocio en internet, nos surgen cientos de dudas y cuestiones legales que no siempre sabemos responder correctamente. Una de ellas es sobre la conveniencia o no de hacernos autónomos para facturar por los ingresos obtenidos en la tienda online.

En España, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) nos cobra por hacernos autónomos en torno a 260 euros al mes. Pero una tienda online propia no es un negocio que nos reporte unos beneficios fijos todos los meses como para pensar que cubriremos gastos sin problemas. Más si cabe sin pensamos que es un negocio nuevo, desconocido y que tiene que abrirse paso entre la feroz competencia que impera actualmente en la red. Eso sí, en dropshipping los riesgos son menos, ya que no corremos con los gastos propios de stock, conservación y mantenimiento de productos o almacenamiento.

Facturar sin ser autónomo

Sin embargo, hay un modo para tener una tienda online sin ser autónomo, y es que nuestro negocio no sea considerado un medio de vida. Según el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, podemos ingresar un máximo de 7.455 euros (datos de 2014) y facturar sin ser autónomo con nuestra tienda de dropshipping.

Facturar sin ser autónomo

Hemos comentado que para tener una tienda online sin ser autónomo, nuestra actividad no tiene que ser habitual y tampoco debemos ingresar más de 645,30 euros al mes. Pero sé cauto a la hora de emitir facturas, porque podrías convertir una actividad no habitual en habitual a ojos de la Seguridad Social si facturas todos los meses y siempre la misma cantidad.

Para facturar sin ser autónomo tenemos que estar dados de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. Rellena el modelo 036 de Hacienda y no olvides cumplir religiosamente con tus obligaciones fiscales, es decir, presentar los trimestres, los resúmenes anuales y liquidar el IVA y el IRPF.

No ser autónomo no quiere decir que podamos esquivar nuestras responsabilidades legales. De hacerlo, podríamos tener que asumir multas muy cuantiosas, de modo que es fundamental que seas bastante concienzudo en este aspecto.

Según lo visto anteriormente, existen vías para tener una tienda online sin ser autónomo. Pero siempre hay riesgos. De hecho, las multas y sanciones que pueden llegar podrían ser hasta más elevadas que el propio coste de hacernos autónomos.

Dichas sanciones están relacionadas con el pago de las cuotas mensuales desde que estás dado de alta en Hacienda más un recargo de un 25%. Una vez más, insistimos en la necesidad de ser muy cuidadosos y meticulosos con este asunto, de lo contrario el palo de Hacienda podría suponer el fin de nuestro sitio de comercio electrónico.

Consejos legales

A continuación, vamos a ver algunos consejos legales que puedes tener en cuenta a la hora de facturar en una tienda online sin ser autónomo. El primer consejo tiene mucho que ver con algo de lo que hablábamos antes, el hecho de emitir facturas con la misma cantidad todos los meses. Así, si tienes confianza con tu proveedor puedes pedirle que concentre facturas en un mismo periodo, darte de alta para facturar estas facturas y luego darte inmediatamente de baja.

También puedes facturar a través de un tercero, la empresa de algún familiar o de un amigo cercano que quiera hacerte el favor, o incluso a través de una cooperativa de facturación que han sido creadas para tal fin.

Por último, en casos excepcionales más allá del caso que ahora nos ocupa y sólo si al menos el 75% de los ingresos de tu tienda online provienen de un cliente, si eres un trabajador autónomo económicamente dependiente podrías convencer a dicho cliente para que te hiciera un contrato laboral.

Ley de Ordenación del Comercio Minorista

A priori, la Ley de Ordenación del Comercio Minorista corta con el mismo rasero a las tiendas físicas y a las online, aunque estas últimas tienen una serie de obligaciones extras. Indicar correctamente el plazo de ejecución y pago, tener presente el derecho de desistimiento del comprador y, finalmente, en los pagos con tarjeta de crédito, el cliente puede exigir la anulación del cargo y el reabono debe realizarse cuanto antes.

 

 

¿Quieres tu tienda online de dropshipping lista para vender? Déjanos tu email y/o teléfono.